Mamografía

¿Qué es?

La mamografía es una exploración específica para la mama que utiliza rayos x.
El cáncer de mama es una de las primeras causas de muerte por cáncer en la mujer.
La mayoría de expertos, opina que el éxito en el tratamiento del cáncer de mama va unido al diagnóstico precoz, por ello es esencial el uso eficaz de las técnicas diagnósticas para una detección precoz

 

¿Para qué sirve?

  • Para resolver un síntoma clínico particular relacionada con la mama: dolor, secreción por el pezón, hinchazón, aparición de cambios en la piel de la mama o en el pezón asimetrías o aparición de “bulto”. En estos casos se trata de una mamografía diagnóstica y se realiza en mujeres con más de 30 años. En mujeres con menos de 30 años se realiza ecografía no mamografía.
  • Para buscar, en mujeres a partir de los 40 años y sin síntomas, signos precoces de cáncer de mama, es lo que se conoce como cribado. En el cribado se realiza una primera mamografía a los 40 años, entre los 40 y los 50 años se realizará una mamografía anual o bianual. A partir de los 50 años la periodicidad será anua o bianual, no hay consenso, los expertos opinan que la periodicidad no debe ser inferior al año, ni superior a los dos años.
  • La mamografía debe realizarse, además, en mujeres con una historia familiar de cáncer de mama.

 

¿Cómo es la preparación que debo realizar?

El día que acuda a realizarse la exploración no deberá utilizar: polvos de talco, crema corporal, desodorante o perfume ya que pueden producir imágenes equivocas en la mamografía.
Puede tomar su medicación habitual.
Es muy importante, si las tuviese, que aporte mamografías previas. Es de gran ayuda para valorar posibles cambios entre una y otra exploración.

 

¿Cómo se realiza la prueba y qué duración tiene?

La mamografía se realiza con un equipo especifico: mamógrafo (fig), con unas características que permite distinguir tejidos de densidades muy similares.
Cada mama se explora con dos proyecciones: de arriba abajo y del lado externo al interno. Las radiografías son obtenidas por personal especialmente cualificado, colocando la mama en un soporte perpendicular al tubo de rayos (fig), a continuación se realiza una compresión sobre la misma, el haz de rayos atraviesa la mama y la imagen de la misma se imprime en una película o es enviada a un monitor para su valoración por el médico.
En ocasiones es necesario realizar alguna proyección adicional: radiografía localizada, magnificada, angulada etc. A menudo, la mama, se examina con ecografía
La duración de la exploración es de 20 minutos aproximadamente.

 

¿Es una exploración dolorosa?

La compresión de la mama, imprescindible para obtener una imagen nítida de los tejidos, puede causar molestias, sin embargo es necesaria ya que proporciona numerosas ventajas:

  • Iguala el grosor de la mama lo que permite ver mejor el tejido mamario
  • Permite reducir la dosis de radiación al conseguir disminuir el grosor de la mama
  • Elimina la borrosidad que puede originar el movimiento de la mama
  • Reduce la dispersión de la radiación con lo que se mejora la calidad de la imagen

 

¿Quién interpreta los resultados?

Un médico especialista en Radiología, dedicado específicamente a la patología de la mama, interpreta las imágenes y emite un informe radiológico escrito dirigido al médico que le ha solicitado la exploración.

 

¿Cuáles son los beneficios comparados con los riesgos?

La imagen de la mama obtenida con un mamógrafo permite al médico detectar tumores pequeños. Cuando el cáncer es pequeño, hay más opciones de tratamiento y la curación es más fácil.
El uso de la mamografía de cribado aumenta la detección de pequeñas anormalidades de tejido que no se evidencian con la exploración permitiendo un diagnóstico precoz de las mismas que hace más efectivo su tratamiento.
La dosis efectiva de radiación en una mamografía es la equivalente a la que cualquier persona recibe por la radiación ambiente en un mes. Es una dosis baja en la que los beneficios obtenidos de la exploración superan los riesgos potenciales de la misma.
Los equipos de mamografía, son revisados periódicamente por físicos encargados de controlar el funcionamiento de los mismos de acuerdo con la normativa legal existente.

 

¿Qué limitaciones tiene la prueba?

Las mujeres embarazadas no deben realizarse una mamografía salvo indicación expresa de su médico.
La interpretación de la mamografía puede ser difícil debido a las diferencias de la mama normal entre unas y otras mujeres.
No todos los cánceres de mama pueden ser vistos en una mamografía.
Las mamas con implantes pueden dificultar una lectura segura de la mamografía debido a que los implantes de silicona no son transparentes a los rayos x, sin embargo un técnico con experiencia y el médico radiólogo saben cómo debe colocarse la mama para realizar la compresión adecuada para mejorar la calidad de la imagen y no dañar el implante.


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)