Contrastes radiológicos

Seguridad y contrastes
 

¿Qué son los contrastes intravenosos?

Los contrastes intravenosos son unos medicamentos que se introducen en el torrente sanguíneo a la hora de hacer ciertos estudios radiológicos. Estos medicamentos producen un realce de las estructuras vasculares y de distintos órganos internos. Este realce da mucha información al radiólogo, que puede ser en ocasiones imprescindible para conseguir un diagnóstico. Esto se hace sobre todo en las urografías intravenosas, en algunos escáneres (TC), algunas resonancias magnéticas (RM) y arteriografías.

La decisión de inyectar o no contraste la toma el radiólogo en función del tipo de prueba que se le vaya a hacer, y siempre después de comprobar que al paciente se le puede inyectar el contraste de forma segura.

Los contrastes pueden tener yodo (como los que se usan en el escáner o en la urografía intravenosa) o gadolinio (los que se usan al hacer una resonancia magnética).

¿Qué información debe saber su médico y el radiólogo antes de inyectar los contrastes?

Estos medicamentos son muy seguros, pero hay que tener en cuenta una serie de aspectos antes de inyectarlos. Es importante que usted conozca estos datos y que le comunique al médico que le pide la prueba cualquier hecho que pueda influir en la seguridad de los contrastes Estos son:

  • Las reacciones alérgicas son muy raras, pero se han descrito. Si le han inyectado contraste previamente y ha tenido una reacción, dígaselo a su médico. En estos casos hay que ser muy cuidadoso y lo más recomendable es no volver a inyectarle estos medicamentos.
  • Si tiene problemas del riñón (función renal alterada o alteraciones en los análisis de sangre que indican que el riñón no funciona correctamente), debe comunicárselo a su médico, ya que hay que ajustar la dosis de contraste y, en algunos casos, no se puede inyectar contraste. En algunos casos en los que la función renal está alterada, puede ser imprescindible inyectar contrastes, a pesar de que éstos pueden perjudicar al riñón. En estos casos se puede instaurar un tratamiento previo que protege a los riñones, pero la decisión de inyectar el contraste la tomaría el radiólogo, después de valorar los riesgos y beneficios y siempre después de que usted le de su consentimiento.
  • Si es diabético en tratamiento con hipoglucemiantes orales (pastillas en vez de insulina), dígaselo a su médico. En estos casos hay que comprobar, con un análisis de sangre, que sus riñones funcionan correctamente antes de inyectar el contraste.
  • Si tiene problemas de tiroides o se le va a hacer un estudio de medicina nuclear para estudiar el tiroides en un periodo de dos meses, dígaselo a su médico, porque en algunos casos no se puede inyectar contraste yodado.
  • Si usted está embarazada no se le deben inyectar contrastes, salvo que sea estrictamente necesario.
  • Hasta hace unos años se aconsejaba que en periodo de lactancia se suprimiera la lactancia materna durante las 24 horas que siguen a la inyección del contraste. Pero  la evidencia actual señala que para contrastes no ionizantes y contrastes para resonancia magnética, el perjuicio, tanto para la madre como para el niño, de suprimir la lactancia supera el posible riesgo de continuar con ella. Ver informaciçon detallada en Contrastes y Lactancia


¿Cómo me debo preparar para el uso de contrastes intravenosos?

Debe acudir en ayunas, con un mínimo de 6 horas de ayunas antes de la hora de la cita.

Es importante que no ingiera comida durante este periodo, pero se recomienda que beba agua en la cantidad normal para usted.

Puede tomar su medicación habitual.

¿Cómo se inyecta el contraste?

Se inyecta a través de una vena. Según el tipo de prueba, la inyección puede ser lenta (lo que se hace manualmente) o rápida. En la inyección rápida se utiliza una bomba de inyección que ajusta la cantidad y velocidad de inyección de contraste de forma muy precisa.

¿Qué sentiré durante la inyección de contraste?

La inyección no es dolorosa, y habitualmente no se siente nada. Cuando se inyecta contraste yodado se puede sentir un sabor metálico, así como calor en garganta y en genitales. Esto son reacciones normales y no indican que se trate de una reacción alérgica

Cuando la inyección de contraste es rápida (con bomba) estas sensaciones pueden ser mayores.
 
¿Qué cuidados necesitaré después de la inyección de contrastes?

Se recomienda que se hidrate lo mejor posible, con ingesta abundantes de líquidos (salvo que alguna patología se lo contraindique). Podrá hacer vida normal después de la inyección de contrastes. El contraste se elimina rápidamente.
 
¿Qué son las reacciones alérgicas a los contrastes?

Son un tipo de reacción alérgica que se puede dar después de inyectar el contraste, y que es similar a la que se puede dar con cualquier otro medicamento u otra alergia.

No existe ninguna prueba previa a la inyección del contraste que permita saber si usted es alérgico o no al contraste.

Sin embargo, las reacciones alérgicas son raras, y habitualmente son leves.

En cualquier caso, el servicio de Radiodiagnóstico dispone de medios y de preparación para detectar y tratar cualquier reacción alérgica.
 
¿Hay reacciones alérgicas con el gadolinio?

Las reacciones alérgicas son mucho más raras en el caso de que el contraste sea gadolinio. Sin embargo, en estos contrastes se ha descrito una patología, la fibrosis sistémica nefrogénica, en la que se producen alteraciones de la piel, riñones y de otros órganos. Esta patología es muy rara y sólo se ha descrito cuando el paciente al que se le inyectó gadolinio tenía alterada la función renal. Por eso es importante que antes de inyectarle el contraste se compruebe que usted no presenta ningún factor de riesgo que pueda originar una alteración de la función renal.
 
¿Existen otros contrastes?

En el Servicio de Radiodiagnóstico se realizan otras pruebas que pueden precisar el uso de contraste de diferentes tipos. Estos contrastes se pueden administrar por la boca o ser introducidos por sondas. En estos casos, los contraste no pasan al torrente sanguíneo. El riesgo de que produzcan reacciones alérgicas u otras complicaciones es prácticamente nulo.


Copyright © 2017 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)