Diagnóstico de mama sin cirugia. Biopsia

Aproximadamente un 5-10 % de mujeres que se realizan Mamografías presentan imágenes (lesiones) no palpables con algún grado de sospecha.

Si la sospecha de cáncer es muy baja, una alternativa es realizar controles cortos (cada 6 meses) y prolongados (durante 2-3 años). Si la sospecha es ya significativa se recurre habitualmente a una Intervención Quirúrgica para conocer el Diagnóstico. Pero existe una alternativa a los controles y a la Cirugía : la BIOPSIA PERCUTÁNEA.

Con la Biopsia Percutánea pueden obtenerse muestras para analizarlas posteriormente. Su fiabilidad,en manos de Radiólogos y Anatomopatólogos competentes, suele ser similar a la alcanzada con una Intervención Quirúrgica Diagnóstica, con la ventaja de que no es necesaria la Anestesia General, ni el Ingreso Hospitalario, ni alterar la vida social, familiar o laboral de la paciente. Y además es más económica para el Sistema Sanitario.

BIOPSIA PERCUTÁNEA DE MAMA.

La Biopsia Percutánea de lesiones mamarias no palpables puede llevarse a cabo con diversos equipos radiológicos y con diversos tipos de Agujas, y cada caso ha de ser evaluado de manera específica, con objeto de utilizar el más apropiado en cada paciente.

Cuando las imágenes radiológicas no resultan suficientemente aclaratorias , debe realizarse en muchos casos un análisis anatomopatológico para confirmar ( o descartar ) la presencia de un tumor maligno. De forma clásica, dicho análisis se obtenía extirpando quirúrgicamente un fragmento de tejido mamario que contenía la lesión. Pero desde hace algunos años resulta posible hacerlo sin necesidad de entrar en un quirófano y someterse a una intervención quirúrgica, por medio de las punciones mamarias ó Biopsias Percutáneas.

Mediante la punción pueden extraerse muestras de líquido, células o fragmentos de tejido que serán analizadas por médicos especialistas en Anatomía Patológica (Anatomopatólogos).

Existen varias clases de Biopsia Percutánea. El utilizar un tipo concreto de biopsia percutánea dependerá de diversos factores : tipo y nivel de información que se pretende alcanzar, tipo y tamaño de la lesión, y grado de visualización radiológica, fundamentalmente.

Entre las diversas clases de Biopsia Percutánea de la Mama, cabe citar:

  • Punción Aspirativa con Aguja Fina (P.A.A.F.)
  • Biopsia con Aguja Gruesa (B.A.G., 'microbiopsia')
  • Biopsia Asistida por Vacío (B.A.V., 'mamotomía')
  • Biopsia Escisional.

En las tres primeras se trata de obtener una muestra apropiada o representativa de la lesión, mientras que la Biopsia Escisional permite extraer la totalidad de la lesión.

La P.A.A.F. se realiza con agujas de muy fino calibre y, normalmente, no se requiere administrar anestesia local. El número de pinchazos es variable, según el tipo de muestra que se pretenda coger.
La B.A.G. se lleva a cabo con agujas algo más gruesas, de calibre 14-18 G habitualmente. También resulta bien tolerada y, normalmente, no se requiere administrar anestesia local, salvo en casos especiales. El número de punciones varía según diversos factores, pudiendo oscilar entre 2 y 10.
En la B.A.V. se requiere habitualmente el uso de una sofisticada tecnología que incluye dispositivos estereotáxicos digitales en Mesa Horizontal. El calibre de las agujas empleadas oscila entre 8 y 11 G. En este casos resulta necesaria la anestesia local en todos los casos. Gracias a sus características técnicas, la B.A.V. permite obtener unas muestras muy fiables a través de un solo orificio cutáneo, de modo que no es preciso introducir y sacar repetidas veces la aguja.

Con la Biopsia Escisional pueden extirparse lesiones de hasta 2 cm de tamaño, sin necesidad de someterse a una intervención quirúrgica. En casos de cáncer mamario, sin embargo, la lesión ha de ser más pequeña (no mayor de 1 cm), y la decisión de realizar el procedimiento ha de ser cuidadosa y reposadamente discutida con los médicos.

Cuando la lesión no se palpa con precisión, es necesario realizar la biopsia con ayuda de algún aparato radiológico: el Mamógrafo (aparato que hace mamografías) , el Ecógrafo (aparato con el que se realizan las ecografías), la Estereotaxia Digital en Mesa, la Resonancia magnética, etc. En estos casos, el procedimiento resulta más laborioso y difícil. Se requiere equipamiento adecuado y experiencia para realizar este tipo de punciones.

El análisis de la muestra extraída nos puede dar una información definitiva del diagnóstico de la lesión. La gran ventaja de la Biopsia Percutánea es que puede permitir conocer el diagnóstico sin necesidad de recurrir a una intervención quirúrgica. En los casos en los que el resultado resulte benigno, se habrá evitado entrar en un quirófano sin necesidad. Y en los casos de análisis maligno, podría programarse una única intervención quirúrgica de manera más adecuada y precisa. Finalmente, podría aplicarse un tratamiento médico en las pacientes con análisis maligno no candidatas a cirugía inicialmente.


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)