Preguntas sobre Tomografía computarizada (Scanner)

¿Me puedo realizar una TC si soy claustrofóbico?

Sí. El tubo de la TC donde se introduce el paciente es mucho menos rígido y estrecho que el de resonancia magnética, por lo que la sensación de claustrofobia rara vez se presenta. En una tomografía, el paciente se acuesta en la mesa de examen, que se mueve a través de un estrecho "anillo" (gantry, ver Figura 1). Usted siempre tiene una visión clara del espacio de exploración, y el personal puede verle y escucharle en todo momento.

 

¿Se debería realizar una TC craneal como si fuera una prueba de despistaje, como un análisis de sangre, por ejemplo (una vez al año)?

No. Este procedimiento no es adecuado para su uso como medida preventiva. Sólo debe realizarse si se cumplen determinadas condiciones y su médico considera que está justificada.

 

¿Tengo que ser un paciente hospitalizado para realizarme una tomografía?

No, el procedimiento también se puede realizar si usted es un paciente ambulatorio. Usted puede volver a casa de nuevo más tarde a menos que existan otras razones médicas por las que no deba hacerlo.

 

¿Qué pacientes no deben someterse a la TC con contraste?

Aquellos pacientes con una fuerte alergia a los agentes de contraste tienen un alto riesgo de un incidente crítico. El procedimiento sólo debe realizarse después de una preparación adecuada y en aquellas situaciones en las que la TC pueda proporcionar información vital para el manejo del paciente. Por lo general, esto sólo se llevará a cabo en un hospital.

 

¿Qué necesito llevar conmigo?

Por favor, cuando pidan una cita, aclaren si usted debe traer los resultados actuales de las analíticas de laboratorio (por ejemplo, la función de los riñones y de la glándula tiroides, o los parámetros de la coagulación sanguínea).

 

¿Hay un límite de peso para la práctica de una tomografía?

Sí. Por favor, informe su peso en el momento de la llegada en caso de que supere los 150 kg, ya que dependiendo del equipo de TC no podrá hacerse la exploración.

 

¿Puedo realizarme una tomografía durante el embarazo o período de lactancia?

La TC, en general, no está recomendada para las mujeres embarazadas a menos que sea médicamente necesario, debido al riesgo potencial para el bebé. Este riesgo es, sin embargo, mínimo con la tomografía de la cabeza, ya que la irradiación que se recibe sobre la pelvis es prácticamente nula. Con los pacientes que están amamantando, la decisión también debe tomarse de acuerdo con la urgencia, y se ha de dar preferencia a otros procedimientos. Si se administran agentes de contraste, se recomienda no amamantar durante uno o dos días y disponer de la leche de la madre durante este tiempo, ya que el medio de contraste también se introduce en la leche.

 

¿A cuánta radiación voy a estar expuesto?

La radiación a la que nos exponemos con la práctica de una TC craneal asciende a unos 2 mSV. Esta dosis corresponde a una exposición a la radiación natural de aproximadamente 8 meses.

 

¿Qué experimentaré durante y después del procedimiento?

Los exámenes de TC craneal son generalmente indoloros, rápidos y fáciles. Aunque la exploración en sí misma no causa dolor, puede experimentar cierta incomodidad al tener que permanecer inmóvil durante varios minutos.

Si se utiliza material de contraste por vía intravenosa, sentirá un pinchazo leve cuando se inserta la aguja en una vena, generalmente de la mano o el brazo. Usted puede tener una sensación de calor durante la inyección del medio de contraste y un gusto metálico en su boca que dura unos minutos. De vez en cuando, se le puede desarrollar comezón y urticaria, que puede aliviarse con medicación, si se considera necesario. Si notara dificultad respiratoria, debe informar al técnico o la enfermera, ya que puede indicar una reacción alérgica más compleja.

En caso de que la TC se realice a un niño, se puede permitir la entrada de un padre en la sala durante la realización de la prueba, aunque deberá ponerse el material plomado para evitar la exposición a la radiación ionizante.

Algunas veces es necesaria la anestesia general o sedación en niños pequeños que no pueden mantenerse inmóviles. En este caso, los padres podrán permanecer en la sala de examen hasta que el niño se haya dormido. Después de la exploración habrán de esperar cierto tiempo en el servicio hasta que el niño esté completamente despierto y alerta. Cuando el examen se haya completado, usted y su hijo, podrán volver a la habitación o a casa si es un paciente ambulatorio. Después de un examen de TC, su hijo puede regresar a sus actividades normales.


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)