Detección del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el cáncer que se forma en el colon o en el recto,  la parte inferior del tracto digestivo (una serie de órganos huecos unidos en un largo tubo que discurre desde la boca hasta el ano). Este tramo es parte del sistema digestivo, un complejo sistema que permite al cuerpo a descomponer y absorber los alimentos y eliminar los residuos.

Los pólipos, crecimientos anormales que sobresalen de la pared interna del colon o del recto son comunes en personas mayores de 50 años. La gran mayoría de los pólipos son benignos (no cancerosos). Sin embargo, la mayoría de los cánceres colorrectales se desarrollan en tipos específicos de pólipos conocidos como adenomas.  La detección y eliminación de los adenomas puede prevenir el cáncer de colon.

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más común y la segunda causa principal de muerte por cáncer. El número de muertes de la enfermedad ha disminuido como resultado de la mejora de las pruebas que permiten tanto la prevención como la detección precoz del cáncer, cuando se puede tratar más fácilmente .

Recomendaciones en detección precoz del cáncer colorrectal.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que los adultos comiencen el cribado a los 50 años, preferentemente con una prueba que permita tanto la prevención como la detección del cáncer.

¿Qué es la detección del cáncer colorrectal?

Los exámenes de detección son pruebas realizadas para identificar la enfermedad en personas que carecen de cualquier signo o síntoma.
El objetivo general de la detección precoz es detectar el cáncer en su etapa más temprana, cuando el tratamiento curativo sigue siendo una opción. Sin embargo, el principal objetivo de la detección precoz del cáncer colorrectal es identificar pólipos anormales,  mucho antes de que estos se vuelvan cancerosos.

Con el fin de ser aprobado por la comunidad médica, un programa de cribado debe cumplir una serie de criterios, entre ellos la reducción del número de muertes por la enfermedad dada.

Los exámenes que  ofrecen  la prevención y detección del cáncer  colorrectal son :
1.- Test de sangre oculta en heces  o prueba inmunoquímica fecal que se realiza cada año.

2.- La colonografía por tomografía computarizada (CTC ), también llamada colonoscopia virtual, que se repite cada cinco años.
3.- Colonoscopia convencional, se repite cada 10 años.
4.- Enema de doble contraste  (con aire y bario), que se repite cada cinco años.
5.- Sigmoidoscopia flexible, que se repite cada cinco años.

Si se encuentra sangre en heces,  pólipos significativos u otras áreas sospechosas durante los exámenes antes mencionados, su médico le recomendará  el tratamiento adecuado y  colonoscopia de seguimiento.

¿Quién debe considerar el cribado del cáncer colorrectal  y por qué?
Personas con factores de riesgo de cáncer colorrectal. Las personas con alto riesgo de desarrollar cáncer colorrectal deben ser examinados con más frecuencia y entrar en el programa de detección antes de los 50 años de edad. Su médico puede aconsejarle  cuándo comenzar el cribado de cáncer colorrectal, teniendo en cuenta los riesgos y beneficios de cada prueba.

Los factores que ponen a una persona en un riesgo más alto de desarrollar cáncer colorrectal son :

  • tener 60 años o más
  • ascendencia europea, americana o del este de África
  • antecedentes personales de :
    • cáncer colorrectal
    • cáncer del ovario, endometrio o mama
    • enfermedad inflamatoria del intestino (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn )
  • antecedentes familiares de :
    • cáncer colorrectal o pólipos
    • un síndrome de cáncer colorrectal hereditario, como poliposis adenomatosa familiar o cáncer de colon hereditario sin poliposis.

Otros factores de riesgo para el cáncer colorrectal incluyen fumar cigarrillos , beber alcohol y consumir un alto contenido en grasas y dieta baja en fibra .

¿Qué ocurre si se detecta algo en mi examen de detección ?
Si durante los exámenes anteriormente mencionados (con excepción de la colonoscopia ) se encuentran sangre, pólipos significativos, u otras áreas sospechosas , su médico le recomendará una colonoscopia de seguimiento. Si  se encontró una anormalidad  durante una colonoscopia, se puede realizar una biopsia o polipectomía para determinar si hay cáncer presente.

Su médico también puede realizar un examen físico completo, incluyendo una evaluación de su historial médico personal y familiar, y un análisis de sangre llamado un ensayo de CEA que mide una proteína llamada antígeno carcinoembrionario (si se detecta el cáncer ). Los pacientes con cáncer colorrectal a veces tienen altos niveles de CEA en la sangre, y este marcador también se detectar la recidiva después del tratamiento del cáncer.
El tratamiento del cáncer colorrectal
Las opciones de tratamiento para el cáncer colorrectal dependen de la etapa de la enfermedad, es decir, si está diseminado o que profundidad de la pared intestinal o si afecta a otros tejidos u órganos vecinos.

En general , los pacientes con cáncer de colon reciben quimioterapia postoperatoria si los ganglios linfáticos son positivos ( se detecta la enfermedad ) o si la diseminación a distancia del tumor está presente. Para el cáncer de recto, los pacientes con ganglios positivos  enfermedad muy extendida , o tumores que se extienden más allá del recto reciben quimioterapia más radioterapia , con frecuencia antes de la cirugía. El tratamiento también está determinado por la edad del paciente, la historia clínica, la salud general y la tolerancia a ciertos medicamentos y terapias específicas.

¿Dónde puedo encontrar más información sobre la detección del cáncer colorrectal?


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)